25 sept. 2015

Reseña: Will Grayson, Will Grayson

Ficha técnica


  • Título: Will Grayson, Will Grayson
  • Título original: Will Grayson, Will Grayson
  • Autores: John Green y David Levithan
  • Editorial: Nube de tinta
  • Páginas: 336
  • Precio: 14,95€
  • ISBN: 9788415594482

Will Grayson tiene dos reglas en la vida: callar y no implicarse en nada. Sin embargo, su mejor amigo, Tiny Cooper, está decidido a buscarle novia y a montar su musical autobiográfico: Tiny Dancer. 

Muy cerca de él hay otro Will Grayson: un chico melancólico que no tiene nada bueno a lo que agarrarse. Lo único que hace que su vida merezca la pena es su relación online con Isaac, al que nunca ha visto en persona. 

Una fría noche de invierno, los dos Will Grayson se cruzarán en una esquina cualquiera de Chicago. Por suerte para ambos, Tiny está decidido a empujarlos hacia la felicidad, el amor y, por supuesto, el musical más fabuloso jamás representado en un instituto.  


Opinión personal

Will Grayson odia meterse en problemas. Es por eso que, para intentar pasar desapercibido, se ha autoimpuesto cumplir dos reglas: guardar silencio y no implicarse en nada. En ese sentido, su vida debería ser de lo más tranquila, pero no lo es. Tiny Cooper, su mejor amigo, es todo lo contrario a él. Ama ser el centro de atención, así que, al estar Will la mayor parte del tiempo junto a él, le será muy difícil llevar una vida como la que desea.

Por si fuera poco, Tiny Cooper ha decidido, de una vez por todas, buscarle novia a su amigo y llevar al escenario su musical autobiográfico: Tiny Dancer. Éste, según Will, es "el musical más gay de la humanidad", aunque no lo dice en tono despectivo ni mucho menos, sino porque Tiny es homosexual y narrará su vida desde su propia experiencia. Así, Tiny y Will, junto a sus compañeros de la Alianza Gay-Hetero, intentarán hacer los sueños del primero realidad.

El otro Will Grayson, por el contrario, no tiene amigos a los que recurrir cuando se encuentra mal y su madre pasa la mayor parte del tiempo en el trabajo, por lo que se siente perdido y solo. Sin embargo, hay alguien que siempre está ahí para él y le anima a seguir adelante. Su nombre es Isaac y es el chico que, a través de una pantalla, le está ayudando a descubrir el significado de la palabra "amor".

Una fría noche, por circunstancias que están fuera del alcance de ambos, los dos Will Grayson se encontrarán y, a pesar de ser tan opuestos, compartirán su dolor. Por suerte para ambos, Tiny Cooper estará ahí para ellos y les ayudará a encontrar sus caminos. Pero, ¿será capaz Tiny de aguantar tanto dolor? ¿Dejará a un lado el primer Will Grayson sus reglas para comenzar a vivir la vida? Y, el otro Will Grayson, ¿podrá abrirse a Tiny para que éste pueda ayudarle? 

Antes de leer Will Grayson, Will Grayson, ya había probado la pluma de ambos autores. David Levithan me atrapó con Cada día de John Green ya había leído la mayoría de sus libros, así que, cuando vi que esta novela era producto de una colaboración entre ambos, no dudé en hacerme con ella. 
Al comenzarla, tuve un poco de miedo porque había leído reseñas muy dispares sobre esta novela, pero, sin embargo, me llevé una grata sorpresa. Tampoco es que Will Grayson, Will Grayson sea una obra maestra ni uno de esos libros que te marcan de por vida, pero la he disfrutado muchísimo y me ha hecho sentir todo tipo de sentimientos. Y eso es lo que yo busco en un libro, que me haga sentirme dentro de la historia. 

Si tengo que destacar algo de ella, me quedo con sus personajes, ya que considero que son el punto fuerte de este libro. Sin duda, es muy fácil sentirse identificados con ellos, pues no son perfectos ni pretenden serlo. Todos tienen sus problemas y sus sueños. Así pues, lucharán por hacerlos realidad, aunque no siempre sea tan sencillo.
Los tres personajes más destacables son:
-El primer Will Grayson. Este W.G es el de John Green. Y, a pesar de ser un poco soso, ha sido el que más me ha gustado, ya que es una persona que odia meterse en líos, aunque para eso tenga que recurrir ha quedarse callado y a no implicarse mucho en la vida. Sin embargo, tiene una gran evolución, y eso es algo que me ha sorprendido, pues nos muestra que tenemos que luchar por lo que realmente queremos, que nada llega por sí solo.
-El otro Will Grayson. Este es el de David Levithan. Y, a pesar de que también me ha gustado mucho, he chocado bastante con él, ya que me parece demasiado destructivo y egoísta. Además, tampoco acepta ayuda ni agradece lo que hacen por él, por lo que en varias ocasiones me irritó demasiado. Aún así, es un personaje muy original y podemos llegar a comprenderlo, ya que logra transmitirnos su dolor a la perfección.
-Tiny Cooper. Es el personaje con el que más he disfrutado. Sin embargo, no me ha gustado tanto como esperaba. Aún así, tengo que admitir que tiene una personalidad envidiable, ya que, a pesar de su físico y de su orientación sexualidad, hace lo que le viene en gana y no le importan las bromas que los demás hacen sobre él. Todo lo contrario, le encanta llamar la atención y seguirles la corriente. Sin duda, nos deja muy claro que no tenemos que dejar que la opinión de los demás nos afecte.

Otro detalle a destacar son la relaciones que van surgiendo entre ellos. Así pues, veremos, sobre todo, amistad y amor. 
La amistad entre el primer Will Grayson y Tiny Cooper es la que más he disfrutado, ya que, como una verdadera amistad, va pasando por distintas fases. Es decir, tiene altibajos y a veces ambos se avergüenzan del otro, pero, poco a poco, van evolucionando y madurando, dándose cuenta de que lo más importante es la sinceridad y aceptar al otro tal y como es. En ese sentido, me ha parecido muy natural y totalmente creíble.
La relación homosexual, sin embargo, no me llegó a convencer, pues ambos personajes eran muy diferentes y sabía lo que iba a ocurrir. Además, sentía que iban muy rápidos, pero hubieron momentos muy bonitos entre ambos.
La relación heterosexual, en cambio, sí me resultó más creíble, ya que el amor va surgiendo poco a poco y nos va mostrando la evolución que hay en ambos.

En cuanto a la estructura, el libro está dividido en capítulos cortos que se van alternando entre el Will Grayson de John Green y el Will Grayson de David Levithan. El del primer autor se diferencia del otro porque sus capítulos están escritos de forma normal, lo que representa la estabilidad de su personaje, mientras que los capítulos de David Levithan están exclusivamente narrados en minúsculas, lo que nos da a entender que su Will es muy inestable. Sin duda, el libro tiene una narración muy curiosa, y sus autores han sabido complementarse a la perfección.

Respecto al final, me ha gustado, pero hubiera preferido que acabara de otra forma, pues deja la historia muy abierta y no sabemos lo que pasa después con varios personajes.

En conclusión, Will Grayson, Will Grayson es una novela que te hará disfrutar muchísimo con sus personajes, los cuales son su punto fuerte. Con una historia sencilla, pero llena de sentimientos, y compuesta por capítulos cortos y una narración muy curiosa.
Tal vez hay algo que tienes miedo de decir, o alguien a quien tengas miedo de amar, o un lugar al que tienes miedo de ir. Te va a doler. Te va a doler porque importa.

Puntuación



John Green y David Levithan

John Green nació en Indianápolis en 1977, y se graduó en Lengua y Literatura Inglesas y Teología en el Kenyon College. Tras iniciar carrera en el mundo editorial como crítico y editor, ha sido galardonado con el premio de honor Printz y el premio Edgar por sus diversas novelas para el público juvenil. Su última novela, Bajo la misma estrella, ha sido recibida por la prensa con un aluvión de críticas entusiastas y permanece en lo más alto de las listas de ventas de todo el mundo desde su publicación. Según la revista Time, John Green es una de las cien personas más influyentes del mundo.

David Levithan nació el 7 de septiembre de 1972 en Short Hills, Nueva Jersey. Es un joven y aclamado autor estadounidense que recientemente ha conocido la fama gracias a la adaptación cinematográfica de Nick y Norah: una noche de música y amor. Ha escrito numerosas obras que ofrecen fuertes personajes homosexuales masculinos. Además, es director literario en la editorial Scholastic. Todos los años para el día de San Valentín escribe una historia que comparte con amigos y familiares. Su primera novela Boy meets boy surgió de una de esas historias. A de amor también fue consecuencia indirecta de esa tradición.

19 sept. 2015

Reseña: Una estrella en mi jardín

Ficha técnica


  • Título: Una estrella en mi jardín
  • Autora: W. Davies
  • Editorial: Kiwi
  • Precio: 16,90€
  • ISBN: 9788494321474
Algunos dicen que el miedo no es real, otros que la locura no puede ser lógica y luego están los que se atreven a asegurar que una estrella no puede vivir en un jardín. Claro que ellos no conocen a Alicia Little, una chica que tiene fobia a la gente y que vive escondida en casa de su abuelo hasta que una historia, una estrella, un armario y un nuevo vecino cambian su pequeño mundo de mentiras y la retan a vivir en el mundo real. Charlie le enseñará a fotografiar quizás a través de sus dibujos, a creer en seis imposibles antes del desayuno y cómo una persona puede hacerte sentir diminuta o gigante en el tiempo que tarda en caer al suelo un bote de mermelada, incluso cuando el miedo se empeña en hacerte invisible. 
¿Podrá Alicia amar algo que teme? ¿Será la curiosidad más grande que el miedo? Pierde el miedo y déjate seducir por este homenaje a Alicia en el País de las Maravillas cargado de quizás, pero cuidado; al miedo le encanta robar sueños.

Opinión personal

Alicia Little vive aislada en una pequeña casa con su abuelo, una de las pocas personas a las que no teme. Porque, sí, Alicia tiene una extraña fobia que le impide relacionarse con las personas. Cada vez que ve a una de ellas, no existe nada más que su miedo, lo que le impide tener amigos o conocer el mundo que existe tras aquellas cuatro paredes que tanta seguridad le producen. Es por eso que Alicia ama la fotografía. Ama retener momentos y poder revivirlos cuando se le antoje, sin necesidad de enfrentarse a la realidad. 

Sin embargo, todo su mundo cambia cuando Charlie se muda a la casa de al lado. A pesar del mal comienzo que tienen, el nuevo vecino se esforzará y hará cualquier cosa que esté en sus manos para que Alicia, esa chica que tanta curiosidad le produce, se abra a él y acepte su ayuda. Alicia, por su parte, también tendrá que poner muchísimo esfuerzo y empeño, porque, al igual que habrán días en los que se sienta mejor, habrán otros que le harán sentir justo lo contrario, y ambos tendrán que estar ahí para apoyarse mutuamente. 

Y será así como los caminos de Charlie y Alicia, dos personas que temen cosas distintas, se encontrarán y se unirán. Pero, ¿conseguirá Charlie que Alicia deje de temer al resto de personas? ¿Conseguirá Alicia superarlo?

Tras terminar Recuerda que me quieres, tuve claro que tenía que leer algo más de estas autoras porque me habían dejado completamente enamorada de su prosa. Así pues, cuando me enteré de la publicación de Una estrella en mi jardín, no dudé en ir a comprarlo. No obstante, he tardado bastante tiempo en ponerme con él porque tenía las expectativas muy altas y me daba miedo que me decepcionara. Por el contrario, no ha sido así. Una estrella en mi jardín ha estado a la altura de Recuerda que me quieres y sus personajes han conseguido dejarme el mismo vacío. Sin duda, ahora mismo no sabría con quién quedarme, si con Charlie o Peter, ya que ambos me han parecido igual de maravillosos. 


Como ya habréis podido percibir en la sinopsis, Una estrella en mi jardín es un retelling del famoso clásico Alicia en el país de las maravillas, por lo que en él encontraremos muchísimas referencias al mismo. A primera vista, el personaje de Alicia será el que más nos sonará, ya que es el único que mantiene el nombre original. Sin embargo, si ya habéis leído anteriormente Recuerda que me quieres, sabréis que las autoras suelen jugar con los nombres, por lo que la mayor parte de los personajes que aparecerán reflejarán la personalidad de otros, como, por ejemplo, el Sombrerero, el gato de Cheshire o el Conejo Blanco.
No obstante, no serán los únicos, porque, al ser un spin-off del primer libro, aparecerán también personajes que ya conocíamos, como Charlie, que ahora será uno de los protagonistas, los niños perdidos y Wendy, entre otros. Éstos, por su parte, seguirán manteniendo su propia esencia, por lo que, si en la anterior reseña dije que me parecieron muy reales, en Una estrella en mi jardín no serán distintos. Seguirán siendo ellos mismos, con sus sueños, sus decepciones y sus miedos, lo que hará aún más difícil que no nos sintamos identificados con alguno de ellos.

En esta ocasión, los personajes centrales de Una estrella en mi jardín serán Alicia y Charlie, quienes, en cierto modo, harán que Nunca Jamás y el País de las Maravillas se unan. A diferencia de otros libros, la relación que surge entre ambos me ha parecido muy bonita y natural, ya que va surgiendo poco a poco y va pasando por varias fases, inclusive la de la verdadera amistad. Ésto es cierto que, en gran parte, se debe al problema de Alicia, pero le ha aportado un gran realismo a la historia.


Por otro lado, cabe destacar la gran edición del libro, el cual está lleno de dibujos preciosos, que, mayormente, hacen referencia a los retratos que Charlie hace a Alicia para ayudarla a superar su miedo. Así pues, podremos observar con nuestros propios ojos la maravillosa imaginación que tiene Charlie, además de su gran empeño por sacar adelante a su vecina. 

La fobia de Alicia, asimismo, ha sido un tema muy delicado que las autoras han sabido tratar y aprovechar perfectamente para recrear su mundo. Una estrella en mi jardín trata muchos temas, pero ese es, sobre todo, el que más destaca, por lo que conoceremos muy bien las dificultades de nuestra protagonista, a quien, acciones tan normales como salir a la calle o saludar a alguien, le suponen un gran sufrimiento y esfuerzo. En ese sentido, seremos testigos de lo difícil que le será a Charlie acercarse a ella, pero también del empeño que ella pone para intentar cambiar y mejorar.

En general, ha sido una novela que he disfrutado mucho y que me ha dejado un mensaje que me será difícil de olvidar, pero, si hay algo que no me ha gustado, ha sido el ritmo de la misma, que me ha parecido lento en contadas ocasiones. Ésto se debe, principalmente, al hecho de que se repita una y otra vez el mismo problema, aunque, por suerte, los personajes y la prosa de las autoras te invitan a seguir y a no soltar el libro.

El final, por su parte, no me lo esperaba para nada. Me dejó muy confusa y con ganas de saber muchísimas más cosas sobre los personajes, porque el giro que dio fue realmente impactante. Aunque, aún así, me gustó.

Por último, he de decir que, si no habéis leído el clásico o el primer libro, no hace falta, ya que esta historia está adaptada a la actualidad y es independiente de Recuerda que me quieres, pero sí que hay pequeños detalles que no entenderéis si no leéis la anterior novela.

En conclusión, Una estrella en mi jardín es un retelling de Alicia en el país de las maravillas que, independientemente de que hayas leído el clásico o no, hará que ames a todos y a cada uno de sus personajes. Con una trama muy original y una prosa muy cuidada. 
[...] Fuera como fuera, acabaron convirtiéndose en el atrapa-miedos del otro, en la tirita, en la balsa, en la esperanza. Juntos, la vida dolía menos y los monstruos infundían menos respeto. Claro que esto no lo sabían en aquellos momentos, solo la distancia y el tiempo permiten que veas con claridad por qué haces lo que haces.

Puntuación


W.Davies

Algunos os dirán que en las sombras de Nunca Jamás, y perdidas en los caminos laberínticos del País de las Maravillas, se encuentran Fátima Embark y Merche Murillo, adictas a la lectura, a soñar despiertas, a desafiar el tic-tac de los relojes y a observar el mundo navegando sobre nubes de colores.
Puede que hasta os digan que también somos Arsénico y Maisha, administradoras de Divagando entre líneas Perdidas entre páginas. Puede que sea verdad o puede que no. Lo cierto es que W.D es nuestro homenaje a Wendy Davies, a los cuentos, a la magia, a los sueños que dejan de serlo cuando crees en ellos. Cuando queráis encontrarnos solo tenéis que leer, y ahí estaremos, porque lo cierto es que vivimos encerradas en un libro.

9 sept. 2015

Reseña: Un hijo

Ficha técnica


  • Título: Un hijo
  • Autor: Alejandro Palomas
  • Editorial: La Galera
  • Páginas: 288
  • Precio: 17,95€
  • ISBN: 9788494185755
Guille es un niño introvertido con una sonrisa permanente, y es un lector empedernido con mucha imaginación. Solo tiene una amiga. Hasta aquí, todo en orden. Pero tras esta máscara de tranquilidad se esconde un mundo fragilísimo, como un castillo de naipes, con un misterio por resolver. El rompecabezas lo configuran un padre en crisis, una madre ausente, una profesora intrigada y una psicóloga que intenta armar el puzle que está en el fondo. Una novela coral que respira sentimiento, ternura, vacíos, palabras no pronunciadas y un misterio sobrecogedor.

Opinión personal

Guille tiene nueve años y, a diferencia del resto de sus compañeros de clase, de mayor quiere ser Mary Poppins. Como no es de extrañar, esa respuesta pone en alerta a su profesora, quien piensa que, además de una imaginación desbordante, Guille esconde algo muy importante. Así, cita al padre del niño y le recomienda llevarlo a una psicóloga para que pueda descifrar ese mensaje oculto que Guille esconde tras su inmensa alegría y su obsesión con Mary Poppins. 

María, la psicóloga, irá investigando sobre la familia del niño y descubrirá el gran vacío que Guille siente desde que su madre se marchó por asuntos de trabajo y lo dejó con un padre que finge que todo va bien pero está roto. Lo que muy pocas personas saben es que, detrás de eso, esconden algo mucho más grave, y María será la encargada que ir uniendo las pistas que Guille le deja para poner fin a ese gran problema que se ciñe sobre ellos.


Las reseñas positivas sobre este libro abundan, por lo que, como suele pasar, no pude evitar las ganas de darle una oportunidad y comprobar que verdaderamente guardaba en su interior una historia que merecía la pena. Sin embargo, no solamente la ha merecido, sino que, además, junto a sus personajes, se ha convertido una novela inolvidable, mágica. Y no mágica porque sus personajes posean poderes sobrenaturales, sino por la capacidad y la fuerza que sacan los mismos para afrontar los problemas más dolorosos, esos de los que intentamos huir siempre que podemos. Porque eso es a lo que nos enseña Un hijo, a enfrentarnos a lo que nos duele y a no escondernos, a no vivir presos del pasado y a prestar más atención a las personas que realmente se preocupan por nosotros. 

No obstante, lo que más caracteriza a esta novela, son sus personajes, sobre todo nuestro pequeño Guille, un inocente niño que, aunque intenta guardarlo en su más profundo interior, lo está pasando muy mal. A sus nueve años de edad, sólo cuenta con una amiga, Nazia, una niña paquistaní que, al igual que él, es nueva en el colegio y está sola. Y luego está el hecho del abandono de su madre por motivos de trabajo y la gran tristeza de su padre. Aunque, a pesar de todo eso, Guille no guarda ni una pizca de rencor, al contrario, sigue siendo un niño muy dulce, inocente, y con un gran corazón, amante de la lectura y con una imaginación desbordante. Sin duda, es el personaje que más me ha gustado y el que más me ha transmitido sus sentimientos.
A su padre, en cambio, al principio no lo comprendía y llegué a odiarlo. No obstante, conforme avanza el libro vamos descubriendo los motivos por los que actúa así y vamos entendiéndolo un poco más, aunque eso no quita que le siga guardando un poco de rencor por la poca delicadeza con la que trataba a veces a Guille. Así pues, en Manuel veremos, sobre todo, a un padre superado por la situación que le ha tocado vivir, por lo que se siente desesperado y no comprende la obsesión de su hijo hacia Mary Poppins.
El personaje de María, la psicóloga, al igual que el de Guille, me gustó mucho, ya que, a pesar de las dificultades que se interponían entre ella y el caso de Guille, no se rindió en ningún momento, pues sentía la obligación y la necesidad de ayudar a ese niño que, al igual que a todos, le robó el corazón.

Otro aspecto a destacar son los capítulos de la novela, que se van alternando entre Guille, Manuel y María, por lo que iremos conociendo en profundidad a cada uno de ellos, desde sus pensamientos hasta la forma en la que ven la vida. Así, desde el punto de Guille veremos cada uno de los hechos con total inocencia, mientras que con Manuel será todo muy pesimista y con María lo veremos todo con mucha positividad.
El ritmo, asimismo, es ágil y no decae en ningún momento, por no mencionar que, además, los capítulos también son bastante cortos. Así pues, ésto, sumado a la intriga que te va produciendo la trama conforme va avanzando, se lea en nada.

Por otro lado, cabe a mencionar la magnífica edición, que viene acompañada de cartas y dibujos de Guille, con la caligrafía y el trazado propio de un niño pequeño, por lo que le aporta mucho más realismo a esta historia. Sin embargo, también ha habido algo que no me ha gustado de ella, y es que hay demasiados márgenes en las páginas, lo cual da la impresión de tener muchas más páginas de las que realmente tiene.

En conclusión, Un hijo es un libro que trata, desde tres puntos de vista, los problemas de una familia compuesta por una madre ausente, un padre roto y un niño que se refugia en Mary Poppins. Con un mensaje sorprendente sobre el poder de afrontar las cosas que nos duelen a tiempo y unos personajes inolvidables. Compuesta, además, por capítulos cortos y un ritmo muy ágil.
-¿Y se tarda mucho en ser mayor?
Sonreí. Guille tiene unos ojos azules que lo miran todo sin pudor. Cuando pregunta, lo hace sin vergüenza, como si preguntar fuera lo más natural del mundo, y eso me tranquiliza.

Puntuación


Alejandro Palomas

Alejandro Palomas (Barcelona, 1967) es licenciado en Filología Inglesa y Master in Poetics por el New College de San Francisco. Ha compaginado sus incursiones en el mundo del periodismo con la traducción de importantes autores. Entre otras, ha publicado las novelas El tiempo del corazón(publicada en Siruela y por la que fue nombrado Nuevo Talento Fnac),Tanta vidaEl secreto de los Hoffman (finalista del Premio de Novela Ciudad de Torrevieja 2008 y adaptada al teatro en 2009), El alma del mundo (finalista del Premio Primavera 2011), El tiempo que nos une y Una madre. Su obra ha sido traducida a diez lenguas.
*Gracias a la editorial por el ejemplar. 

1 sept. 2015

In My Mailbox (12)

¡Hola a todos!

Como ya es habitual a principio de cada mes, hoy os muestro las adquisiciones que he ido consiguiendo, en este caso, durante agosto. En total, han sido ocho libros, aunque uno de ellos es de julio, mes del que no hice IMM porque lo dediqué a bajar pendientes. Así pues, no me enrollo más y os dejo con la entrada:



De arriba a abajo son: Nadie como tú, Frankenstein o el eterno Prometeo, Drácula, Recuerdos prestados, En otro lugar, Amy y Roger, Violet y Finch, y La felicidad perfecta.


Como ya sabréis, tengo debilidad por esta autora, así que, cuando vi La felicidad perfecta a tan buen precio, no dudé en hacerme con ella.
Violet y Finch es el libro que conseguí en julio. No he leído muchas reseñas sobre él, pero me llamaba muchísimo y tuve que comprarlo.
Desde que supe de la existencia Amy y Roger el verano pasado, estuve deseando poder hincarle el diente. Sin embargo, el verano acabó y decidí esperar de nuevo a esa época, y aquí está por fin.


En otro lugar lo compré porque su sinopsis me pareció muy interesante y, además, estaba a muy buen precio, al igual que Recuerdos prestados, aunque a la autora de este último ya la conocía por P.D: te quiero, libro que me gustó muchísimo.
Nadie como tú estaba en mi lista de pendientes desde hacía bastante tiempo, pero no me había animado a hacerme con él hasta ahora.


Y, por último, dos clásicos que me moría de ganas por leer: Drácula y Frankenstein o el eterno prometeo. Ambos me llamaban mucho la atención, pero no encontraba unas ediciones que me gustaran, hasta que, por fin, vi estas, que no son nada del otro mundo pero estaban mucho mejores que las demás.

¿Qué os parecen? ¿Habéis leído alguno? Si es así, ¿qué os parecieron? :)