28 oct. 2015

Reseña: Una pasión rusa

Ficha técnica


  • Título: Una pasión rusa
  • Autora: Reyes Monforte
  • Editorial: Espasa
  • Páginas: 592
  • Precio: 19,90€
  • ISBN: 9788467045178
Nacida en Madrid en 1897, con apenas 20 años se enamoró perdidamente del que sería su marido, del hombre y también del genio. «La princesa Linette», «mi Avecilla», como la llamaba Prokófiev, comenzó junto al compositor la vertiginosa andadura que da cuerpo a esta novela, que transcurre en los grandes escenarios del siglo XX, desde el Nueva York de los rascacielos, al París de las vanguardias y el glamour, donde la pareja formaba parte del círculo más exclusivo de intelectuales y artistas: Coco Chanel, Hemingway, Picasso, Matisse, Ravel, Diáguilev...

Los años transcurrieron luminosos hasta que Prokófiev decidió regresar a la Unión Soviética, donde pretendía consagrar el éxito cosechado en el resto del mundo. Allí, tras los dramáticos tiempos de la Segunda Guerra Mundial, Lina fue acusada de «espía extranjera» bajo el terror estalinista, encerrada y torturada en la siniestra Lubianka y condenada a trabajos forzados en el gulag. Solo su fortaleza, su pasión por la vida y el amor indestructible que sentía por su marido le permitieron sobrevivir.

Opinión personal

Con tan solo veinte años, la española Lina Codina conoció y se enamoró perdidamente de Prokófiev, un genio ruso que se entregó en cuerpo y alma a la música. Sin embargo, y a sabiendas de las dificultades que su condición de artista acarrearía a la vida amorosa de ambos, Lina se comprometió a acompañarlo allá a donde fuera, sin importar las circunstancias. Así pues, tras el matrimonio que hizo oficial su unión, Prokófiev y Lina se mudaron a París, donde fueron testigos de la sostificación y la elegancia del lugar y conocieron a personas afamadas como Coco Chanel o Picasso.

En el contexto de la revolución artística en la que se encontraban, la música de Serguéi Prokófiev, tan innovadora como apasionante, se hizo sumamente conocida. Día a día recibía propuestas de muchísimos países, entre ellos de la Unión Soviética, lugar del que huyó al percatarse del infierno que se acercaba. Ahora, años después y con una familia formada, no puede frenar sus deseos de regresar y visitar todos esos sitios que de pequeño frecuentaba. Así, Lina cede y se muda junto a Prokófiev a la Unión Soviética, donde el caos está a punto de desatarse. Allí será acusada de "espía extranjera" y la encerrarán y torturarán en los gulags.

Gracias a esta gran lectura, he podido descubrir la vida de Lina Codina, una cantante española que sufrió tanto como amó a Prokófiev, un músico ruso que, lejos de ser el mejor marido del mundo, le aportó las fuerzas necesarias para seguir con vida día tras día en esos campos de concentración llenos de muerte, suciedad y tortura. Sin embargo, antes de que eso ocurriera, ambos viajaron por varias partes del mundo.
En ese sentido, seremos testigos de dos etapas bien diferenciadas. La primera, contextualizada en los años veinte, en París, en la que veremos la importancia que cobraron los artistas y la innovación debido al movimiento vanguardista que imperaba en la época. Y la segunda, a partir de los años treinta, en la Unión Soviética, donde se comenzó a llevar a cabo una gran censura contra los grandes compositores rusos, que eran vistos como una amenaza para el Partido por la influencia occidental en su música. Así, cada vez iba siendo más frecuente que sus piezas fueran tachadas de "formalistas" y los compositores fueran desapareciendo misteriosamente de un día para otro. Sin embargo, la que pagó por la música de Prokófiev fue Lina, a la que acusaron de "espía extranjera" y metieron en el gulag.
En esta segunda etapa, además, la autora refleja a la perfección el miedo y la represión que sufría el pueblo soviético, quienes tenían que cuidar muchísimo de sus palabras y dormir con el terror de que la NKVD asaltara sus casas, les destrozara lo poco que tenían y se llevara o asesinara a algún miembro de su familia.

Otro aspecto positivo es el gran trabajo que ha hecho Reyes Monforte al trasladarnos al gulag junto a Lina, ya que, allí, nos mostrará la deshumanización en su estado más puro. Así pues, seremos testigos de lo que un hombre es capaz de hacer por salvar su propio pellejo y el de su familia, como es el caso de los guardias y los torturadores, quienes tenían que dejar a un lado su propia moral y actuar a sangre fría. No obstante, también podemos leer en una Una pasión rusa que no todos eran así, pues, aunque pocos, habían algunos que intentaban hacer el menos mal posible, aunque eso les causara problemas si eran pillados.
Las condiciones de estos sitios, por otro lado, eran lamentables. Muchísimas personas morían día a día, ya fuera por desnutrición, frío, maltrato o sobreexplotación, por lo que no llegaban a despedirse nunca de sus familiares. Además, sus cuerpos eran enterrados en fosas comunes, así que era totalmente imposible saber a quién pertenecía cada uno. 
Un dato que descubrí en la novela y que me sorprendió muchísimo sobre esto fue saber que en Rusia se construyó una carretera hecha con los huesos de las personas que morían durante la construcción de la misma. Esta carretera, sobre la cual estuve investigando, se conoce por Autopista de Kolima o Carretera de los Huesos, y atraviesa todo el Extremo Oriente Ruso. 

En cuanto a los aspectos negativos, algo que no me gustó fue la gran cantidad de nombres que aparecen, ya que, muchos de esos personajes solo aparecían una vez o dos y, a veces, ni eso. Esto, sumado a la gran cantidad de descripciones, hacía que la novela tuviera un ritmo demasiado lento. Sin embargo, también le ha aportado un gran realismo y profundidad.

Respecto a los personajes, los que más destacan son Lina y Prokófiev. Estos, al ser los principales, son los que más desarrollados están, por lo que podemos comprender más sus actitudes. Además, son, a su vez, los que sufren una transformación más notable a lo largo de la novela.
Lina se nos muestra desde el principio como una mujer elegante, inteligente, temperamental, y delicada. Sin embargo, nos daremos cuenta de que en realidad no es tan débil como parece a pesar de haber vivido toda su vida rodeada de comodidades, sino que es todo lo contrario, valiente y luchadora. Así pues, eso, sumado al amor incondicional que siente por su marido, será lo que la ayude a sobrevivir día a día en ese infierno en el que se encuentra.
Prokófiev, por el contrario, es un hombre apasionado, inquieto y entregado a la música. Siempre anda componiendo canciones, por lo que esta obsesión será uno de los contratiempos que sufra su relación con Lina. Sin embargo, ambos se complementan a la perfección: Lina aporta calma a la tempestad de Prokófiev, y Prokófiev es la concienca que ayuda a Lina a controlar su temperamento.

En conclusión, Una pasión rusa es una novela histórica que nos trasladará a los años veinte y al estallido de la Segunda Guerra Mundial, por lo que estará llena de crudeza y deshumanización. Con unos personajes reales totalmente fantásticos y una relación preciosa, aunque con un ritmo un poco lento.
[...] Es cierto que los recuerdos duelen y escuecen como el alcohol vertido sobre la herida abierta. Pero al final curan, sanan el cuerpo magullado y alejan la infección, aunque la cicatriz deje un tatuaje sobre la piel que nunca desaparecerá.

Puntuación


Reyes Monforte

Reyes Monforte es periodista y escritora. Su trayectoria profesional ha estado marcada por su trabajo en la radio, donde ha dirigido y presentado distintos programas en diferentes emisoras durante quince años, entre las que cabe destacar Onda Cero y Punto Radio. También ha colaborado en diversos programas de televisión en Telemadrid, Antena 3TV, La 2 o EL Mundo TV, ejerciendo de colaboradora y, en algunos de ellos, de guionista. Actualmente es columnista de La Razón.

Su primer libro, Un burka por amor (Temas de Hoy, 2007), se convirtió en un best seller con 52 ediciones; se llevó a la televisión con una miniserie que siguieron más de cuatro millones de espectadores, lo que la convirtió en la ficción más vista del año en Antena 3TV. Tanto esta como sus posteriores publicaciones, Amor cruelLa rosa escondidaLa infiel y Besos de arena, han sido traducidas a varios idiomas y han confirmado a Reyes Monforte como una de las autoras más importantes del momento.

*Gracias a la editorial por el ejemplar. 

13 comentarios:

  1. Hola^^
    No pinta nada mal y creo que podría gustarme bastante la historia así que no descarto darle una oportunidad en un futuro próximo.
    un beso!

    ResponderEliminar
  2. Totalmente de acuerdo contigo, un libro precioso si le quitasen unos pocos de nombres de celebridades que pasaron por la vida de la pareja sin pena ni gloria.
    Besos

    ResponderEliminar
  3. Parece una lectura que me podría resultar o pesada o fascinante jajaja la verdad es que ya le tenía el ojo puesto, pero con tu reseña ahora puedo tener en cuenta otras cosillas.
    ¡Un besito!

    ResponderEliminar
  4. Yo me enganché a Una Pasion Rusa y no puede dejar de leer esta gran novela. La recomiendo a todo el mundo . Es buenísima

    ResponderEliminar
  5. Me encantas la frase que has cogido para tu reseña , que los recuerdos escuecen .. Bellísimo

    ResponderEliminar
  6. Desde que vi este título en las novedades de la editorial dije que quería que fuese mío. Los libros con historia me encantan, porque siempre aprendo cosas nuevas y por lo que nos dices en la reseña, estoy segura de que lo disfrutaría.
    Con respecto a los personajes que aparecen muchos, es curioso que me ha ocurrido con más de un libro del mismo género y que finalmente tampoco aparecen casi nada.

    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  7. ¡Hola!

    No tiene mala pinta pero me recuerda un poco al de Dime quien soy, de Julia Navarro, y la verdad es que no conseguí terminarlo porque terminó haciéndoseme pesado, así que no sé...

    ¡besos!

    ResponderEliminar
  8. Hola!
    Por el momento no me llama la atención pero gracias por la reseña!
    Un beso :D

    ResponderEliminar
  9. Le tengo muchas ganas a esta historia, tengo la sensación de que me va a gustar.
    Un beso ^^

    ResponderEliminar
  10. Hola, ufff me llama mucho la atención, estas novelas tan profunda y con historias tan dramaticas son las que dejan huella pero... a la vez es inevitable sufrir con ellas.. y por ello me lo pienso tanto a la hora de leerlas... así que sigo con mi cruz y me pienso si leer o no leerla... Me ha encantado tu reseña, es preciosa.

    Besitos

    ResponderEliminar
  11. No me llama mucho así que no creo que vaya a animarme con él. Un besote :)

    ResponderEliminar
  12. Muy buena reseña!!! pero no me atrae mucho el libro, no me gusta que nombren 40000 personajes que después no aparecen más -_- y la portada me hizo acordar a la ladrona de libros o.O no se... la asocié...
    Un besote! ya te estoy siguiendo

    Sol

    ResponderEliminar
  13. Hola, muy buena reseña aunque nunca habia escuchado ni del libro ni de la autora me diste muchas ganas de leer este libro asique me lo apunto y espero poder leerlo pronto. Un besote y ¡Feliz Halloween!

    ResponderEliminar