26 feb. 2015

Reseña: Una casa junto al mar

Ficha técnica


  • Título: Una casa junto al mar
  • Título original: The House by the Sea
  • Autora: Santa Montefiore
  • Editorial: Umbriel
  • Precio: 21,00€
  • Páginas: 480
  • ISBN: 9788492915569
Con solo 10 años, Floriana se queda cautivada por la belleza de una magnífica villa toscana, a las afueras de su pequeño pueblo, y sueña con vivir allí algún día. Una tarde calurosa, Dante, el hijo del propietario, la invita a pasar y desde entonces, Floriana, entiende que su destino está allí, con él.

Décadas más tarde y a cientos de kilómetros de distancia, un hotel rural en la costa de Devon, Inglaterra, está en decadencia. Su dueña, Marina, decide contratar a un artista para que vida en el hotel durante el verano y enseñe a los huéspedes a pintar. Él ayudará en las discordias familiares y a reconstruir el hotel, sin embargo, ¿es realmente quién dice ser? 

De la campiña italiana a la costa inglesa, Una casa junto al mar narra una historia de amor conmovedora y misteriosa, sobre el poder del perdón y los secretos del pasado.

Opinión personal


Transcurre el año 1966 y, en la Toscana, Floriana, una niña de diez años que ha sido abandonada por su madre y obligada a hacerse cargo del alcohólico de su padre, se ha quedado cautivada por la belleza de "La Magdalena", una magnífica villa en la que sueña con poder vivir en un futuro. Floriana, acostumbrada a posarse cada día en el muro derruido de la villa, conocerá por casualidad a Dante, el hijo del propietario, que la invitará a pasar y a conocer desde cerca los maravillosos jardines que tan impresionada la dejan.
A partir de ese momento, la familia de Dante, a excepción del padre, quedará encantada con la pequeña huérfana que ha conseguido conquistar sus corazones. Sin embargo, Floriana comenzará a sentir algo por el chico, el cual es algo mayor y pertenece a otra clase social, lo que hará que todo comience a complicarse.

Años más tarde, en la costa de Devon, Inglaterra, un hotel rural ha comenzado a verse afectado económicamente por la crisis. Por ello, su dueña, Marina, decide contratar a un pintor para que dé clases de pintura a los huéspedes para así poder atraerlos. Sin embargo, a punto de abandonar su búsqueda por no encontrar a la persona adecuada, aparece Rafa Santoro, un joven y guapo pintor que, sin duda, comenzará a atraer a cualquiera. No obstante, el hotel está lleno de secretos y parece ser que nadie es quién dice ser.

Hacía muchísimo tiempo que un libro no conseguía transmitirse tantos sentimientos, así que no sé ni por dónde empezar. Una casa junto al mar es un libro que me había interesado en un principio por el simple hecho de que una parte de su trama se desarrollaba en Italia, sin saber todo lo que en su interior aguardaba. Ahora, días después de haberlo terminado, puedo asegurar que es una novela magnífica y que me ha dejado un gran vacío. Su autora, sin duda, ha hecho un gran trabajo a la hora de escribirlo, porque ha conseguido transmitir a la perfección todas y cada una de las sensaciones que sienten los personajes, lo que es un punto a su favor pues, a pesar de haber algunas actitudes de ellos que no me convencían, Santa Montefiore consiguió meterme tanto en la historia que, incluso, llegué a formar parte de ella y a comprender todo lo que hacían. Haciéndome, además, sentir una vorágine de emociones tan contradictorias que había momentos en los que tenía que dejar la lectura durante un rato.

Por otro lado, ha sabido mantener el misterio que rodea a los personajes hasta el final, manteniéndome enganchada a sus páginas durante horas para poder conseguir averiguar los numerosos secretos, aunque lo cierto es que no encontré nada hasta las últimas páginas, por lo que a veces me impacientaba mucho. Sin embargo, ha merecido totalmente la pena, ya que ha conseguido hacerme reflexionar sobre el pasado y el poder de saber perdonar.
En cuanto al final, me ha encantado, ya que, además de ser cerrado, queda todo perfectamente explicado.

Respecto a la narración, es bastante descriptiva, lo que tiene un punto negativo y otro positivo. El negativo es que el ritmo de la lectura a veces recae un poco, y el positivo, que llega a describir tanto Devon como la Toscana a la perfección, haciéndonos viajar constantemente de un lugar a otro y sentirnos como si verdaderamente estuviéramos allí. Además, el vocabulario que emplea es sencillo, por lo que se lee con facilidad.

En cuanto a los personajes, están tan bien perfilados y profundizados que llegas a cogerles un gran cariño. Sin duda, son el punto fuerte de la historia, pues el libro no tiene una trama muy compleja, pero ellos la hacen especial.
Entre los personajes principales de la Toscana nos encontramos a Floriana, una niña soñadora y alegre perteneciente a la clase baja que ha tenido que pasar por numerosas desgracias. Sin embargo, al conocer a los Bonfanti, comprenderá lo que es el amor y el cariño, aunque también el dolor.
Por otro lado, nos encontramos a Dante, un adolescente rico y guapo que acostumbra a compadecerse de todos los animales que están heridos, acogiéndolos en su grandiosa villa y cuidando de ellos. Así, cuando conoce a Floriana y descubre su pasado, sentirá la necesidad de acogerla, pues para él es como un pajarillo herido que necesita el cariño de una familia. Lo que no sabe es cuánto cambiará su vida.

Entre los de Devon, en cambio, nos encontramos a Marina, una mujer atormentada que se dedica en cuerpo y alma a cuidar de su hotel, por lo que, cuando le llega la noticia de que puede perderlo, recurrirá a la opción de contratar a un pintor sin saber todos los secretos que éste guarda.
Además, está Clementine, la hijastra de Marina, una joven que rechaza a su madrastra desde que era niña, pues, sin saber la versión de ésta, la acusa de haberle robado a su padre. Así, al llegar Rafa, el pintor, al hotel, comenzará a refugiarse en él, rechazando cualquier sentimiento parecido al amor.

En conclusión, Una casa junto al mar es una novela que, sin darme cuenta, ha conseguido calar muy dentro de mí, haciéndome sentir una vorágine de sentimientos y dejándome un gran vacío. Con unos personajes totalmente reales y con una reflexión muy cierta. 

- [...] Fue increíble. Así que me dio por pensar que la gente feliz está llena de amor, y que la gente desgraciada tiene muy poco, o quizá ninguno. En el mundo no hay más que eso: los que aman y los que no. En realidad es muy sencillo. Si todo el mundo amara, no habría guerras. Todo el mundo viviría en paz.

Puntuación


Santa Montefiore

Nació en Inglaterra en 1970 y creció en una granja en Hampshire.
Ha escrito varias novelas que han sido traducidas a más que veinticinco idiomas y se venden en todo el mundo, entre ellas las exitosas A la sombra del ombú y La golondrina y el colibrí, publicadas por Umbriel. Vive en Londres con su marido, el historiador Simon Sebag-Montefiore, y sus dos hijos.








*Gracias a la editorial por el ejemplar. 

10 comentarios:

  1. ¡Hola!
    Pues no lo conocía pero tiene muy buena pinta, se nota que te ha gustado mucho. La pena es que es un poquito caro.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola^^
    La verdad es que pinta muy bien, no descarto darle una oportunidad pronto.
    besos!

    ResponderEliminar
  3. No sé si la acabaré leyendo pero me alegro de que te haya gustado tanto :-)
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. la verdad es que no me llama mucho la atención :(. besos

    ResponderEliminar
  5. Hola^^
    La verdad es que no me llama la atención, pero me alegra que te gustara tanto =)
    Gracias por la reseña.
    Saludos.
    Nos leemos^^

    ResponderEliminar
  6. Hola! No conocia el libro.
    parece un libro lindo pero no se si es de mi estilo.
    Besos!

    ResponderEliminar
  7. Vaya, parece interesante(;
    No soy muy fan de las historias románticas, pero me ha llamado la atención!
    Buena reseña^^

    ResponderEliminar
  8. No lo conocía, se ve que te ha gustado*-^

    ResponderEliminar
  9. ¡Hola! No conocía el libro, tiene buena pinta!!
    Un beso!

    ResponderEliminar